¿Cómo jugar al solitario Spider en Windows?

1. Elija su nivel de dificultad

Si eres un novato en la escena del solitario Spider, querrás comenzar con un traje. No es vergonzoso: dos palos y cuatro palos son difíciles. Una vez que te acostumbres a un traje único, puedes pasar a las versiones más difíciles.
Gran parte de este juego es suerte. Si te arrojan malas secuencias de la acción, es posible que no tengas suerte. Juega algunos juegos antes de descartar tu habilidad.

2. Aproveche la función “Sugerencia”

Si presiona “H”, le indica a Windows que puede solicitar un poco de ayuda. A continuación, se iluminará la siguiente carta que debes mover. Sin embargo, no lo golpees libremente, trata de ver por qué ese fue el mejor siguiente movimiento.
Intente limitarse a algunas pistas en cada juego. Depender demasiado de él evita que tenga que idear patrones y estrategias.

3. No tenga miedo del botón “Deshacer”

Especialmente si estás haciendo un solitario de cuatro palos, el botón de deshacer será tu mejor amigo. Considérelo “echar un vistazo”. Si no está seguro de si debe mover una carta o no, muévala, vea qué hay debajo y, si no vale la pena, ¡vuelva a colocarla!
Lo mismo ocurre con este botón que con el botón de pista. No quiere depender de él, pero es bueno tenerlo si realmente lo necesita.

4. Conoce la puntuación

En la versión de Windows, comienzas con 500 puntos. Con cada movimiento que haces, resta un punto. Luego, si gana, multiplica esa puntuación por 100. ¡Vea si puede batir su propio récord personal la próxima vez!

Deja un comentario